«Soy estudiante de Biología y agradezco muchísimo a Omacha por brindarme la experiencia de ser voluntaria pues ha sido uno de mis mayores campos de aprendizaje, no sólo a nivel profesional sino también a nivel personal. Nunca había visto un manatí y tener contacto con 6 de ellos fue maravilloso...»
María Paula Camelo Calvo, Julio 2016, Voluntaria de Bogotá, Colombia
60.264 hectáreas de sabana en el Casanare serán designadas como Áreas de Importancia para la Conservación de las Aves –AICA.
 
La designación de las primeras Áreas Importantes para la Conservación de las Aves-AICA en Casanare representa una contribución significativa a la conservación de varias aves amenazadas de la región como el ganso del Orinoco (Neochen jubata), el correlimos canelo (Tryngites subruficollis), el paujil culicastaño (Mitu tomentosum), el paujil culiblanco (Crax alector), el loro real (Amazona farinosa), entre otros.
 
Dado la relevancia de estas áreas el 11 de junio de 2015, la Asociación para el estudio y conservación de las aves acuáticas de Colombia-CALIDRIS y la Fundación Cunaguaro Biodiversidad y Cultura con el apoyo de BirdLife International y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos estarán presentando públicamente las primeras cinco AICA identificadas y designadas en el departamento del Casanare: Reservas de la vereda Altagracia, Parque Wisirare, Las Taparas, La Aurora y Chaviripa-El Rubí. Adicionalmente, Bojonawi, la segunda AICA en Vichada será también presentada en el auditorio El Agua de Corporinoquia, en su sede de Yopal.
El programa AICA
Nació en 1985 como una iniciativa a escala mundial liderada por BirdLife Internacional que buscaba que todas las áreas importantes para la conservación de las aves fueran identificadas y que esto ayudara a garantizar su protección. Es una herramienta útil para estudios científicos, proyectos de conservación y la evaluación de impactos ambientales sobre la biodiversidad.
 
La Orinoquia Colombiana
La Orinoquía es una de las regiones más extensas de nuestro territorio, “originalmente, las sabanas ocupaban 113.000 Km2, sin embargo, dado la conversión a tierras agrícolas y ganaderas, el aumento de la minería y la explotación de combustibles fósiles, sumado a la ejecución de proyectos de infraestructura; este ecosistema se ha disminuido drásticamente en 67.800 Km2, caso similar presentan los bosques de los cuales quedan unos pocos relictos” indica Yanira Cifuentes Sarmiento, bióloga de la Asociación Calidris.
Pese a esto, “la región alberga el 42% de la avifauna registrada en el país” continua la bióloga y complementa indicando “se deben adelantar acciones para identificar y conservar los hábitats, como las sabanas y bosques, que ofrecen alimentación y refugio a la avifauna no solo residente, sino a las casi 35 especies de aves migratorias que llegan cada año a la región de los llanos entre septiembre y abril”.
 
“La identificación de las primeras AICA en Casanare es el producto de una evaluación exhaustiva y sistemática que inició en julio de 2012 con recorridos enfocados en explorar grandes extensiones de sabanas desde el aire y por tierra en busca de aquellos sitios que albergaran poblaciones significativas de especies de aves de interés de conservación”, asegura Luis Fernando Castillo, director ejecutivo de la Asociación Calidris.
 
Laura Miranda, directora de la Fundación Cunaguaro expresó “Casanare es uno de los departamentos del país que cuenta con menos porcentaje de su territorio destinado a algún tipo de figura de conservación; la declaratoria de AICA es un avance importante en el Sistema Regional de Áreas Protegidas y su connotación internacional visualiza al departamento como una zona estratégica para la conservación de los recursos naturales y el turismo ecológico”. Estas figuras de conservación complementarias permiten mitigar la elevada incidencia de procesos agroindustriales que se proyectan para esta región, que ha sido subvalorada debido a los pocos estudios concienzudos sobre su biodiversidad.
 
El proceso de identificación, evaluación y designación ha sido apoyado por diferentes instituciones entre las que se destacan Fundación Palmarito, Ecopetrol, Corporinoquia, Resnatur, Conservación Internacional, Fundación Omacha y WWF. Igualmente cabe anotar que el programa AICA es coordinado a escala internacional por BirdLife International y a escala nacional por el Instituto Alexander von Humboldt con el apoyo de la Red Nacional de Observadores de Aves de Colombia RNOACOL.
 
Más información Reserva Natural Bojonawi
 
Para mayor información comunicarse con:
Jessica Suárez
Comunicaciones Asociación Calidris
Tel: (2) 556 04 55 - Cr24 No 4-20 Barrio Miraflores
Cali – Colombia
www.calidris.org.co