«Soy estudiante de Biología y agradezco muchísimo a Omacha por brindarme la experiencia de ser voluntaria pues ha sido uno de mis mayores campos de aprendizaje, no sólo a nivel profesional sino también a nivel personal. Nunca había visto un manatí y tener contacto con 6 de ellos fue maravilloso...»
María Paula Camelo Calvo, Julio 2016, Voluntaria de Bogotá, Colombia
La Fundación Omacha, en conjunto con Conservación Internacional Colombia, Fundación Malpelo, la Facultad de Ciencias de la Universidad de los Andes, la Fundación Yubarta y The Field Museum Chicago publican la Guía de campo de aletas caudales de ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), en la cual se consolida la foto-identificación de 36 individuos de esta especie.
A través del análisis de las fotografías de las aletas caudales, junto con la información obtenida de las rutas migratorias de las ballenas jorobadas, se puede entender la interconexión entre las poblaciones que migran desde la Antártida, donde se alimentan; hacia áreas del Pacífico colombiano, ecuatoriano y peruano para reproducirse, parir y criar a sus ballenatos. Este método de fotoidentificación es muy útil ya que puede proporcionar información ecológica de la especie, lo que se convierte en una herramienta fundamental para establecer medidas de gestión y estrategias de conservación. Además, amplía el conocimiento y aporta información para las bases de datos de mamíferos marinos en el Océano Glacial Antártico con el fin de contribuir a la investigación de las jorobadas, generando insumos que ratifiquen la conectividad y generen estrategias de cooperación regional.
Esta guía es uno de los resultados del trabajo realizado por el biólogo Adrián Vásquez-Ávila, y dirigido por Fernando Trujillo director científico de Fundación Omacha, durante la III Expedición Antártica Colombiana realizada entre los meses de enero y febrero (verano austral 2016-2017) en la península Antártica, la cual fue organizada y dirigida por la Comisión Colombiana del Océano, la Dirección General Marítima y la Armada Nacional de Colombia.
 
Datos de interés sobre la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae)
  • La ballena jorobada o yubarta es un mamífero, respira utilizando pulmones a través de una nariz o espiráculo localizado en la parte superior de la cabeza, y alimenta a sus crías con leche materna.
  • Al nacer, la cría mide entre 4 y 4,5 metros y pesa 680 kilos aproximadamente. En la adultez, alcanza a medir entre 11,5 y 15 metros y pesar hasta 30 toneladas. Las aletas pectorales pueden medir hasta 4 metros. Su aleta caudal se ubica encima de un montículo o “joroba”.
  • El patrón de coloración de la parte interna de las aletas caudales, como su forma, permite identificar e individualizar a los individuos de esta especie.
  • Utiliza una serie de “barbas” de queratina que cuelgan de la mandíbula superior para filtrar grandes volúmenes de agua y así atrapar su alimento, que está constituido principalmente por krill, peces y crustáceos.
  • Etimología: mega significa grande y ptera, ala. La palabra yubarta se deriva de la raíz vasca xibarte, que en español se traduce como joroba.
  • Su esperanza de vida es de 50 años, con registros de individuos de más de 60.
  • Las jorobadas que llegan al Pacífico colombiano lo hacen desde la península Antártica y el estrecho de Magallanes, recorriendo 8.500 km aproximadamente. En el mes de julio, llegan las primeras ballenas, buscando aguas cálidas para reproducirse, parir y criar a sus ballenatos (crías). Las jorobadas no permanecen en la misma zona. Hay grupos que regresan al Pacífico ecuatoriano y otros siguen hasta Panamá y Costa Rica. Por lo general, los machos regresan pronto al sur de Chile y a la Antártida, una vez se aparean. Las madres y los recién nacidos permanecen en la zona por cuatro meses para que las crías se alimenten de leche y crezcan lo suficiente para emprender el viaje, en noviembre, al sur.
 
Información relacionada: