«Estuve muy cerca de animales como osos perezosos, osos hormigueros, tortugas, iguanas, babillas y otros, que en algún momento fueron amedrentados...»
Angela Judith, Voluntaria Colombia
El día de ayer el Programa de conservación y manejo de los armadillos de los Llanos Orientales, conformado por ODL S. A., Cormacarena, la Fundación Omacha, el Bioparque los Ocarros, Corporinoquia, Corpometa; llevó a cabo la liberación de doce animales silvestres en la Reserva Natural Las Unamas (municipio de San Martín, departamento del Meta), reserva que está vinculada al programa como un Predio amigo de los armadillos
Entre los animales liberados, que fueron víctimas del tráfico ilegal y posteriormente rehabilitados por profesionales de Cormacarena y del Bioparque Los Ocarros, se encuentran: un armadillo coletrapo (Cabassous unicinctus), un cachicamo sabanerito (Dasypus novemcintus), tres zainos (Pecari tajacu), cuatro lapas (Cuniculus paca), un oso palmero (Myrmecophaga tridactyla), una zarigüeya (Didelphis marsupialis) y un tucán real (Ramphastos tucanus).  
 
El esfuerzo de atención y valoración médico veterinario realizado por los profesionales de la corporación y el bioparque da fruto en la medida que se logre devolver a la vida silvestre animales que nunca debieron ser extraídos de sus hábitats naturales. La vinculación de la comunidad y la empresa privada, junto con el trabajo de las autoridades ambientales ydiferentes ONG, es una excelente estrategia de conservación, defensa y recuperación del patrimonio ecológico representado en la fauna silvestre, en una región en constante cambio como lo es los Llanos Orientales.
El Programa de conservación y manejo de los armadillos de los Llanos Orientales invita a los llaneros y a todos los colombianos a conectarse con la biodiversidad desarrollando actividades en defensa de la conservación del patrimonio natural de Colombia, diciéndole no a la caza de animales silvestre para comercializarlos como mascotas y rechazando el consumo de carne de monte o marisca. Estas son alternativas en pro de la defensa de la fauna silvestre. Es mejor verlos en libertad, porque en tu casa no se sienten como en su casa. ¡Déjalos vivir libres!