«Gracias a este voluntariado yo viví una gran experiencia de vida y profesional por participar en la liberación de 4 manatíes en el río Sinú...»
Gisella Sertorio, Voluntaria Brasil
Gracias al reporte de un grupo de turistas y de habitantes de la población de Santiago de Tolú, departamento de Sucre, un manatí fue rescatado y atendido por la Corporación Autónoma Regional de Sucre - CARSUCRE en conjunto con la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge – CVS y la Fundación Omacha, el pasado viernes 23 de noviembre.
 
Este manatí se encontraba en el muelle turístico de Tolú, ubicado en el golfo de Morrosquillo. Las personas que lo avistaron, notaron al animal agotado y herido. En ese momento, reportaron el hecho a las autoridades. En horas de la tarde, se dio inicio a las labores de rescate por parte de las corporaciones CARSUCRE y CVS, la Policía Nacional, las personas y pescadores presentes en el muelle y los profesionales de la Fundación Omacha.
Al finalizar el día, el manatí fue trasladado vía terrestre a las instalaciones de la Estación Piscícola de la CVS, ubicada en el municipio de Santa Cruz de Lorica (Córdoba), donde se le hizo una evaluación médico veterinaria.
El estado de Santiago
Los pescadores que apoyaron este rescate bautizaron al manatí como Santiago, por el sitio donde fue encontrado: Santiago de Tolú. Santiago es un manatí (Trichechus manatus) macho en etapa sub-adulta, mide 230 cm aproximadamente y pesa 180 kilos. Además, presentó un alto grado de deshidratación, signos de decaimiento y estado letárgico, haciéndose evidente la ausencia de alimentación por varios días. Durante la primera atención médico-veterinaria, se realizó el examen clínico general en donde se evaluaron constantes fisiológicas (frecuencia cardiaca y respiratoria, tiempo de llenado capilar, coloración de las mucosas y condición corporal. Así mismo, se atendieron las heridas superficiales que tenía en diferentes partes del cuerpo (pedúnculo, cara y lomo).
 
Finalmente, Santiago fue estabilizado mediante hidratación subcutánea, alimentación y suministro de medicamentos preventivos, y ahora se espera los resultados de los análisis clínicos para descartar patologías y aplicar la medicación correspondiente.
 
Le recomendamos leer Especies amanazadas: manatíes