«Ser voluntaria de Omacha por un mes es una experiencia que no posee una palabra para definirse y si posee muchas para describirse»
Angela Judith, Voluntaria Colombia
El pasado viernes 15 de febrero en las horas de la tarde, la Fundación Omacha recibió un llamado de la comunidad de Campo Amalia, Aguachica (César) y de un funcionario de Ecopetrol, reportando la presencia de un grupo de manatíes en una ciénaga cercana al corregimiento, la cual presentaba bajos niveles de agua.
 
En coordinación con la Corporación Autónoma Regional del César (Corpocesar), la Corporación Defensa del Agua del municipio de San Martín, el Ejército Nacional, la UMATA de San Martín, funcionarios de la alcaldía de Aguachica y con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Fundación Omacha sede Caribe dispuso un equipo técnico para el rescate de los manatíes. El equipo, liderado por la bióloga Mirleth Espitia, llegó hasta el lugar el día sábado en la noche y ayer domingo, a las 6 a.m., se estableció el procedimiento a seguir para extraer a los animales del cuerpo de agua donde estaban atrapados.
Desde un principio, la comunidad de Aguachica estuvo atenta de esta situación y, antes del rescate, los pobladores les llevaban plantas acuáticas a los manatíes para que pudieran alimentarse. Además, los pobladores se unieron al equipo de rescate, ayudando en la toma de medidas morfométricas de los animales, en el seguimiento de sus patrones de respiración, que por estrés pueden verse alterados, y finalmente a su traslado. De esta forma, se logró el exitoso rescate de una hembra juvenil, una cría macho y dos hembras adultas. Estos cuatro manatíes fueron reubicados en otra ciénaga del río Caño Viejo con un mayor nivel de agua, a 400 metros de donde estaban atrapados.
Para Dalila Caicedo, directora ejecutiva de la Fundación Omacha, es importante resaltar que: “En años anteriores, los manatíes eran cazados y ahora las comunidades son quienes reportan este tipo de eventos para rescatar a los animales, gracias a la conciencia que se ha generado en torno a su importancia en los ríos y ciénagas del Caribe colombiano por el trabajo de educación ambiental llevado a cabo por las autoridades ambientales, junto al de Omacha” y finaliza diciendo: “Los manatíes son muy importantes en los ecosistemas acuáticos donde habitan, pues gracias a los movimientos de su aleta caudal y la dispersión de los sedimentos, mantienen la profundidad en las ciénagas. Que haya manatíes en las ciénagas, ayuda a mantener la calidad del agua de las mismas y por ende una buena cantidad de peces para el beneficio de la comunidad. Eso los hace los mejores amigos de los pescadores.” 
 
Le recomendamos leer: