«Soy estudiante de Biología y agradezco muchísimo a Omacha por brindarme la experiencia de ser voluntaria pues ha sido uno de mis mayores campos de aprendizaje, no sólo a nivel profesional sino también a nivel personal. Nunca había visto un manatí y tener contacto con 6 de ellos fue maravilloso...»
María Paula Camelo Calvo, Julio 2016, Voluntaria de Bogotá, Colombia
Nutria gigante
Nombre científico: Pteronura brasiliensis
Orden: Carnivora
Familia: Mustelidae
También conocida como: perro de agua, lobón, lobo colón, ariraña. En lenguas indígenas: tabú / täu, lengua Piaroa; yéu o yeó, en lengua Puinave; bojónawi, lengua Guahibo o Sikuani; iñehui, lengua Yucuna; p+mónaj+ko, lengua Huitoto; ñewi, lengua Curripaco; kwanêya?o, lengua Siona; majájesau, lengua Yebá Masá o Barasana; uhsoroxonko, lengua Ocaima; yavi, lengua Carijona; bumóomo, lengua Muiname.
Descripción general: la nutria gigante mide entre 1.5 y 2 metros, de los cuales 45 a 65 centímetros corresponden a la cola, la cual es aplanada hacia la punta. Pueden pesar entre 25 y 32 kilos. Su pelaje es de color café oscuro y tiene manchas de color claro amarillento en el cuello, con un patrón único por cada individuo lo cual sirve para identificarlos. Estas manchas son más grandes  en los machos. Los dedos de las manos y pies están unidos  por una membrana. Sus ojos son grandes, de color café oscuro y el hocico es redondeado.
 
Es uno de los carnívoros más grandes de Suramérica y se ubica en el tope de la cadena alimenticia con otros predadores, como el jaguar y el caimán.
 
Distribución: en Colombia existe evidencia de su presencia en la mayoría de departamentos de la Amazonia y el Orinoco: en los ríos Tomo y Tuparro del PNN El Tuparro, en los ríos Bita y Orinoco, la parte media del río Meta y en el río Arauca. Se han logrado observaciones en los ríos Caquetá, Cahuinarí, Bernardo, Mirití y Apaporis. Se han observado grupos en los ríos Inírida y Guaviare y se han visto algunos individuos en la zona de inundación de los lagos Tarapoto y el río Loreto Yacu.

Hábitat: se encuentra, generalmente, en pequeños tributarios y sistemas lagunares de aguas negras. En la Orinoquia se le ha visto en los ríos de aguas blancas, como el Orinoco y el Meta.

Amenazas: las nutrias fueron cazadas intensamente para el comercio internacional de pieles, entre 1940 y 1970, esto se menciona como la causa más importante de la gran disminución de la especie. En algunas regiones, como el río Mirití Parana y la parte media del río Meta, los pescadores consideran a las nutrias como una seria competencia por el recurso pesquero. En el departamento del Vichada se presenta el mercado ilegal de venta de crías como mascotas. En la Selva Mataven, al sur del Vichada, y en el bajo río Inirida, Guainía, la especie enfrenta una amenaza directa por parte de las comunidades indígenas de la zona: se afirma que las nutrias gigantes son un enemigo ya que comen demasiado pescado y ensucian las aguas de los ríos y caños con sus heces.

1. Ojos grandes color café oscuro 
2. Hocico redondeado 
3. Manchas color claro amarillento patrón único por cada individuo para identificarlos 
4. Dedos de las manos y pies unidos por una membrana
5. Cola aplanada hacia la punta
 
Nutria neotropical
Nombre científico: Lontra longicaudis
Orden: Carnivora
Familia: Mustelidae
También conocida como: nutria, lobito de agua. En lenguas indígenas: nandumaga, lengua Arzario; dauroa, lengua Tunebo; mutaca taeú o mutäka täu, lengua Piaroa; píka, lengua Puinave; menetsamuíto, lengua Guahibo; apatume, lengua Yucuna; +póie, lengua Huitoto; he wai, lengua Siona; timí, lengua Yebá Masá o Barasana; jiituru, lengua Okaima; sucú, lengua Muinane; piachu, lengua Cuna; yenava, lengua Arhuaco; haroro, lengua Yukpa.
Descripción general: esta nutria es más pequeña que la nutria gigante, alcanza a medir  entre 90 y 140 centímetros y a pesar entre 5 y 24 kilos. Los machos son más grandes que las hembras, aproximadamente un 20%. Su pelaje es corto y de color pardo canela a pardo  grisáceo en el lomo con una o más manchas claras. En el vientre, el cuello, el labio superior y la mandíbula la coloración varía entre blanco plateado y amarillo claro. Las patas delanteras son cortas, con cinco dedos, garras fuertes y membranas interdigitales. Las patas traseras son más grandes que las delanteras. La cola es larga, cónica, cilíndrica y termina en punta a diferencia de la nutria gigante. Su nariz es de color negro.
 
Distribución: en Colombia hay reportes de su presencia en varios departamentos, especialmente en los flancos de las cordilleras Occidental, Oriental y Central desde zonas cálidas y templadas, hasta los 3.000 metros de altura. Tiene mayor presencia en la Amazonia, en los planos inundables de la Orinoquia, la serranía de La Macarena, el valle del río Magdalena, las áreas de las ciénagas entre Barranquilla y Santa Marta, el costado occidental de la Sierra Nevada de Santa Marta, el centro y el sur de La Guajira y en el Chocó, Cauca, Nariño, Valle del Cauca, Huila, Caldas, Boyacá, Santander y Antioquia.

Hábitat: Aparentemente, prefiere hábitats poco intervenidos en la selva y en áreas de sabana, en donde escoge ríos y arroyos de curso rápido y aguas claras. Sin embargo, se ha observado en ríos grandes con alta carga de sedimento.

Amenazas: esta especie enfrenta las mismas amenazas de la nutria gigante. Además, esta especie es muy susceptible a la degradación de su hábitat, a la contaminación del agua o a la sobrepesca.

1. Nariz de color negro
2. Pelaje corto color pardo canela a pardo  grisáceo en el lomo con una o más manchas claras
3. Coloración del vientre, el cuello, el labio superior y la mandíbula varía entre blanco plateado y amarillo claro
4. Membranas interdigitales en las patas
5. Cola larga, cónica, cilíndrica y terminada en punta
 
¿Cómo se puede contribuir a la conservación de esta especie?
Cuidando las zonas preferidas de las nutrias como lagunas, caños y ríos por medio de:
  • La regulación de la pesca
  • El cuidado de las orillas, evitando las quemas y tala de bosques
  • No comprar ni aceptar nutrias como mascotas y reportar a las autoridades ambientales la caza o comercialización ilegal de estas
  • Compartiendo esta información con otras personas, amigos, familiares, compañeros y realizando campañas para que otros también se enteren de la situación de la fauna colombiana.
 
Bibliografía:
Plan de Manejo y Conservación de Especies Amenazadas en la Reserva de Biósfera El Tuparro. Trujillo, F., Portocarrero, M. y C. Gómez. 2008.
Delfines de río en Suramérica. Serie de Especies Amenazadas. Trujillo, F., Díazgranados, M.C., Utreras, V., Aliaga-Rossel, E. y Rodríguez-Maldonado M.V. 2011.
Libro rojo de los mamíferos de Colombia. Serie Libros rojos de especies amenazadas de Colombia. José Vicente Rodríguez-Mahecha, Michael Alberico, Fernando Trujillo-González & Jeff Jorgerson (Editores). Conservación Internacional Colombia & Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Bogotá D.C. (Colombia), 433 pp. 2006.
 
Para obtener más información sobre estas especies visite la sección Publicaciones, allí encontrará artículos científicos, cartillas y documentos de gestión.
 
Ayúdenos a conservar y proteger estas especies, participando en el Programa Adóptame (Adopción de delfines y otros mamíferos acuáticos)