«Estoy muy contenta con los talleres que realizamos a los niños en las escuelas. Me está ayudando a mejorar muchísimo mi relación con los pequeños y a incrementar la esperanza de que en un futuro...»
Ana Manzano, Voluntaria España
Del 20 al 23 de septiembre se desarrolló la octava edición del Festiver, Festival de Cine Verde de Barichara, creado y dirigido por los actores Toto Vega y Nórida Rodríguez con el fin de promover y posicionar el cine ambiental de nuestro país. Este festival tiene como sede la población santandereana de Barichara (Monumento Nacional y Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad) que, gracias a su arquitectura colonial y su clima cálido, es considerada una de las poblaciones más bellas de Colombia. Estas cualidades hacen de Barichara la anfitriona ideal en la labor de concientización y sensibilización sobre el tema medio ambiente y el cuidado de los recursos naturales, usando el cine y los medios audiovisuales en general como una eficaz herramienta para educar, entretener y transmitir conocimiento.
En el marco del festival, la Fundación Omacha participó realizando el taller ‘‘Conectándonos con la biodiversidad’’, dirigido por los biólogos Mónica Páez y Carlos Velandia, en los que se trabajaron actividades lúdicas con el ánimo de sensibilizar sobre el medio ambiente y el cuidado de los recursos naturales en pro de la conservación de especies amenazadas y el uso sostenible de los recursos naturales. Al taller asistieron 30 estudiantes del Instituto Técnico Aquileo Parra, entre 5 y 12 años.
 
A este grupo se les presentaron las exposiciones itinerantes de delfines de río, tortugas de río, armadillos y nutrias de Colombia. Con estas herramientas visuales se aproximó a estos niños y jóvenes al conocimiento de la distribución, biología, estado de conservación, etología (estudio del comportamiento de los animales), ontogenia (desarrollo del individuo, referido en especial al período embrionario) y reproducción, amenazas directas e indirectas y acciones de conservación sobre estas especies amenazadas.
Las temáticas abordadas se reforzaron a través de los juegos: “Concéntrese con los delfines”, en el que jugaban a unir parejas de preguntas con sus respectivas respuestas con fotografías. “El camino del armadillo” en la que los niños tenían la posibilidad de ingresar a la “Madriguera del Armadillo”, una estructura desarmable formada por módulos con una cubierta interior en espuma de aislamiento térmico y piso de textura tierra y tela impermeable con impresión de camuflaje, ramas y hojas en goma, pegadas a la superficie para darle textura. A través de esta actividad, los niños lograron experimentar sensorialmente el estar dentro de una madriguera como las que construyen los armadillos, poniéndose en su lugar, fomentando la empatía por estos animales y permitiendo comprender aspectos de su biología y ecología. Y, finalmente, participaron en el “Juego de tortugas”, en la que los participantes interpretaron el rol de una tortuga desde que está dentro del huevo, antes de nacer, hasta que alcanza la adultez. En este proceso conocieron diferentes amenazas para las tortugas de río (depredadores y acciones humanas) logrando superarlas a medida que respondían preguntas sobre la ecología y biología de las tortugas de río.
 
Información relacionada:
Los delfines de río son unas de las especies más amenazadas de mamíferos acuáticos en el planeta. Las múltiples amenazas que actualmente experimenta la Amazonía como la deforestación, contaminación por mercurio, sobrepesca, fragmentación de los ríos por hidroeléctricas y cambio climático ponen en riesgo no solo toda la biodiversidad de este gran bioma, sino también a las comunidades indígenas. 
 
La conferencia presenta el trabajo de 30 años de investigación y trabajo conjunto con comunidades en la Amazonia colombiana alrededor de los delfines y los ecosistemas acuáticos, e ilustra varios ejemplos de integración de ciencia y conservación, a través de la generación de alternativas económicas ambientalmente sostenibles.
 
Conferencista: Fernando Trujillo, Ph.D. Director científico de la Fundación Omacha
 
Fecha: jueves 27 de septiembre
 
Hora: 2:30 a 4:30 p.m.
 
Lugar: Carrera 6 # 7-43 Auditorio MUSA, Bogotá D.C.
 
Hora: 2:30 A 4:30 p.m.
 
Cupos limitados previa inscripción:
 
La compañía Tronex en conjunto con su marca Mtek y a través de su programa “Mtek social más corazón” apoyará los programas de conservación de delfines de río, manatíes y tortugas de río que lleva a cabo la Fundación Omacha, en nuestro país. Por la compra de cualquier producto de la marca Mtek (en los almacenes de cadena: Ktronix, Alkosto, Éxito, Easy, Jumbo y La 14) serán donados $1.000 pesos para apoyar este trabajo.
La empresa Tronex tiene como pilar fundamental la innovación, reflejada en una gama de productos que abarca distintos sectores como: hogar, industrial y gubernamental, productos enfocados en energías renovables como baterías industriales. Se caracteriza por promover la protección del medio ambiente a través de la Gestión Ambiental de la compañía, con el fin de mitigar el impacto ambiental. 
La alianza de Mtek con Omacha busca transmitir la importancia de unir esfuerzos por preservar el medio ambiente a través de prácticas responsables.
 
Cónoce la historia de Jaraba, su rehabilitación y liberación aquí.
Después de 2 años y tres meses de rehabilitación, el día de hoy Jaraba (un manatí macho adulto) regresó a las ciénagas del Magdalena, como parte de los compromisos establecidos el día de su rescate.
 
En abril de 2016, la comunidad de Jaraba (Magdalena) contactó a la Corporación Autónoma Regional del Magdalena - Corpamag para evaluar la situación de un manatí que habitaba en la ciénaga del mismo nombre. En la evaluación, se encontró un manatí macho adulto en avanzado estado de desnutrición y a punto de fallecer, debido a las condiciones de la ciénaga: falta de vegetación, bajos niveles de agua y sedimentación. 
Después del examen veterinario realizado por la Fundación Omacha, se tomó la decisión de trasladar a Jaraba (nombre que le colocó la misma comunidad) a la estación piscícola de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge - CVS, ubicada en Lorica departamento de Córdoba, para comenzar su rehabilitación.   
 
La rehabilitación de Jaraba 
Este procedimiento se realizó en el marco de los convenios, entre la CVS y la Fundación Omacha, para la conservación de los manatíes (Trichechus manatus) del Caribe. Los primeros meses fueron críticos: después de superar la deshidratación y desnutrición que aquejaban a Jaraba, se trató una herida de arpón la cual no había sanado correctamente y que desencadenó una infección, además de enfrentar la falta de apetito que los exámenes veterinarios indicaban que se trataba de una gastritis. 
Después de superar el periodo crítico, se le suministraron vitaminas y otros suplementos para mejorar su salud. La alimentación más otros cuidados en un tanque de cuarentena, al tiempo que se cuidaba una infección en la piel, mejoraron el estado de salud de este manatí.
 
Superados estos momentos, se decidió que era la hora de regresar a Jaraba a su hábitat gracias al trabajo de la CVS, Corpamag y la Fundación Omacha, además del apoyo del doctor Antonio Mignucci y sus profesionales del Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico.
 
El regreso a la ciénaga
En febrero de 2017 y a inicios del año 2018, se le comunicó a la comunidad de Santa Ana, Magdalena, el estado de recuperación del manatí. Además, se indagó la percepción de la comunidad y su disposición para recibirlo. Para preparar su liberación, en los meses de mayo, junio y julio se realizaron actividades de educación y sensibilización con la comunidad sobre la conservación de los manatíes y sus hábitats, al tiempo que se distribuía material educativo.
El futuro
A Jaraba se le instaló un cinturón para hacer un seguimiento vía VHF (Ver video) y conocer su ubicación después de la liberación… Así se cumple el compromiso con la comunidad y se devuelve al manatí a su hábitat. Igualmente, se fortalecen los lazos institucionales entre las autoridades ambientales, se demuestra que es posible la conservación de los manatíes del Caribe colombiano y que la  comunidad está dispuesta a cuidarlo, sabiendo que así están garantizando la conservación del manatí, juntos con los ríos y ciénagas del departamento.
 
 
Información relacionada:

 

Hace unos pocos días, nuestro amigo e investigador asociado Germán Garrote anunció que una hembra de lince ibérico, nacida en el 2017, ha sido bautizada con le nombre de Omacha, como homenaje a nuestra fundación. El nacimiento de esta cría de lince se dio en una zona de olivares, en la población de Andújar (Jaen, Andalucía, España).

Hasta el año 2015, el lince ibérico se encontraba en estado de amenaza En Peligro Crítico, y ha sido reclasificada a En Peligro. Gracias a los programas de conservación desarrollados durante la última década, se ha logrado revertir esta situación, logrando quintuplicar tanto el número de linces presentes como su área de distribución. Esta recuperación ha favorecido la presencia de la especie en nuevos y sorprendentes hábitats, como el olivar.

Actualmente, quedan alrededor de 550 linces. Omacha es una hembra que habita en Andújar junto a otros 200 linces aproximadamente. Esta cría de lince es la hija de Novata, quien ha sido la primera lincesa que ha criado con un año de edad, cuando lo habitual es empezar a criar con dos o tres años. Omacha y su madre tienen su territorio en una zona de cultivos de olivar.

Sin embargo, Novata y Omacha se encuentran en un zona complicada, debido a que está altamente intervenida y se encuentra expuesta a las acciones humanas. A pesar de lo anterior y de ser una zona eminentemente agrícola, la subsistencia de esta especie en el territorio se hace posible gracias a la existencia de abundantes poblaciones de conejo (la presa principal del lince ibérico). Además, tras años de vigilancia en la zona, se han podido reducir, notablemente las causas de mortalidad relacionadas con la presencia del ser humano, como lazos, cepos o venenos.

Solo nos queda desearles lo mejor a Novata y a su pequeña cría, que lleva el nombre de la Fundación Omacha.

Página 1 de 35